martes, 15 de diciembre de 2009

Sábado


Pedís una cerveza y yo te miro.
Te acordás de una escena
de la película. Te reís.
En ese momento inclinás un poco la cabeza,
la luz se queda quieta pero
en tu cara las sombras cambian de lugar.
Después volvés a la posición en que estabas.
Las sombras se reagrupan, grises y obedientes:
todas juntas son el negativo de una constelación.

6 comentarios:

  1. muy bueno. lo de las sombras que cambian de lugar y se reagrupan con el movimiento de la cabeza es muy bueno. bien escena de cine.

    ResponderEliminar
  2. Cierto. Muy cinematográfica la escena. Me gustó.

    ResponderEliminar
  3. Que lindo como escribis!

    Es un poco mágico leerte.

    ResponderEliminar